Receta de Salsa Muselina

CalificaciónDifficultyPrincipiante

Receta de Salsa Muselina

ShareTweetSave

Tiempo de preparación5 minsTiempo de cocción10 minsTiempo total15 mins

Una salsa muselina es una versión lujosa, ligera, suave y muy rica de una salsa holandesa clásica. Sin embargo, el clásico tiene una porción muy generosa de crema batida cuidadosamente doblada en él, lo que lo hace simplemente precioso.

La salsa muselina también se llama salsa chantilly, que recuerda a la salsa favorita para postres, la crema chantilly, debido al componente de crema aireada. Pero estos dos nunca deben ser confundidos y no son sustitutos el uno del otro. La salsa muselina es para los platos salados y la chantilly para platos dulces.

Ingredientes para hacer salsa muselina
 3 Yemas de huevo
 ½ Libra de mantequilla sin sal (derretida)
 1 ½ Cucharaditas de jugo de limón fresco
 ½ Taza de crema batida
 Sal al gusto

Cómo hacer salsa muselina
1

Poner las dos yemas de huevo y 2 cucharadas de mantequilla derretida en una cacerola pequeña, batir los dos juntos a fuego muy lento, no apresurar este proceso o los huevos se revolverán.

2

Continúe batiendo la mantequilla en esta mezcla de huevo, 2 cucharaditas a la vez, hasta que toda la mantequilla esté completamente incorporada a la salsa, momento en el cual, la salsa estará espesa, suave y brillante. No se apresure en este proceso, no se puede hacer rápidamente, la clave del éxito es que sea lento y no se sienta tentado a aumentar el calor.

3

Bata el jugo de limón y la sal en la salsa holandesa resultante, y luego continúe revolviéndola durante 1 minuto más para que la salsa se cocine bien.

4

Batir la nata a mano o con una batidora eléctrica hasta que quede suave y ligera, asegurándose de no batirla en exceso.

5

Retire la salsa del fuego y, con una cuchara de metal, doble suavemente (no revuelva ni bata). Cuanto más ligero sea el tacto, más ligera será la salsa terminada.

Ingredientes

Ingredientes para hacer salsa muselina
 3 Yemas de huevo
 ½ Libra de mantequilla sin sal (derretida)
 1 ½ Cucharaditas de jugo de limón fresco
 ½ Taza de crema batida
 Sal al gusto

Preparación

Cómo hacer salsa muselina
1

Poner las dos yemas de huevo y 2 cucharadas de mantequilla derretida en una cacerola pequeña, batir los dos juntos a fuego muy lento, no apresurar este proceso o los huevos se revolverán.

2

Continúe batiendo la mantequilla en esta mezcla de huevo, 2 cucharaditas a la vez, hasta que toda la mantequilla esté completamente incorporada a la salsa, momento en el cual, la salsa estará espesa, suave y brillante. No se apresure en este proceso, no se puede hacer rápidamente, la clave del éxito es que sea lento y no se sienta tentado a aumentar el calor.

3

Bata el jugo de limón y la sal en la salsa holandesa resultante, y luego continúe revolviéndola durante 1 minuto más para que la salsa se cocine bien.

4

Batir la nata a mano o con una batidora eléctrica hasta que quede suave y ligera, asegurándose de no batirla en exceso.

5

Retire la salsa del fuego y, con una cuchara de metal, doble suavemente (no revuelva ni bata). Cuanto más ligero sea el tacto, más ligera será la salsa terminada.

Receta de Salsa Muselina

Recetas Relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba