Receta de Pato al Vino Tinto

CalificaciónDifficultyPrincipiante

Receta de Pato al Vino Tinto

ShareTweetSave

Tiempo de preparación20 minsTiempo de cocción2 hrs 20 minsTiempo total2 hrs 40 mins

Este abundante pato al vino tinto sustituye al pato por la clásica liebre, de modo que permanece lleno de delicioso sabor. Puedes hacer que tu carnicero corte cada pato en 8 trozos, pero asegúrate de conseguir los lomos y cuellos para la salsa.

Ingredientes para hacer pato al vino tinto
 2 Patos, preferiblemente Muscovy (unos 3 1/2 libras cada uno)
  Sal y pimienta recién molida
 10 Chalotas, cortadas finamente
 5 Zanahorias, en rodajas finas
 2 Cebollas amarillas, cortadas en Trozos de 1/2 pulgada
 7 Costillas de apio, cortadas finamente en forma transversal
 20 Granos de pimienta negra, aplastados
 8 8 bayas de enebro
 2 Hojas de laurel
 9 Ramas de tomillo
 2 Botellas de vino tinto de gran cuerpo
 3 Cucharadas de aceite de oliva
 1 Cabeza de ajo, cortada por la mitad en forma transversal
 1 Clavo pelado
 4 Cucharadas de mantequilla sin sal
 ¼ Taza de harina para todo uso
 1 Cucharada de pasta de tomate
 12 Pequeñas cebollas cipolline o perla, peladas
 1 Taza de caldo de pollo o caldo enlatado bajo en sodio
 ¼ Cucharadita de azúcar
 6 oz Tocino en lonchas, 1/3 de pulgada de espesor y cortado transversalmente en tiras de 1/4 de pulgada
 6 oz Rebozuelos u otras setas silvestres, cortadas si son grandes.
 1 Cucharada de cebollino finamente picado o perejil de hoja plana
 Agua

Cómo hacer pato al vino tinto
1

Quita las patas de los patos y córtalas en palillos y muslos. Quitar las pechugas enteras en el hueso. Dividir cada pechuga por el centro, y luego cortar por la mitad transversalmente a través de los huesos. Cortar y desechar la mayor cantidad de grasa de la carcasa como sea posible. Cortar los huesos de la espalda y el cuello en 2 o 3 piezas. Sazonen los trozos de pato y los huesos reservados con sal y pimienta.

2

Arregle los trozos de pato y los huesos en una bandeja de asar grande y profunda de acero inoxidable. Esparza las chalotas, zanahorias, cebollas amarillas, apio, granos de pimienta, bayas de enebro, hojas de laurel y 8 ramitas de tomillo encima. Vierta el vino tinto sobre la carne y los huesos, cúbralo con plástico y refrigérelo durante la noche. Voltear el pato y los huesos en el adobo unas cuantas veces.

3

Precaliente el horno a 425°. Retire los trozos de pato y los huesos del adobo y séquelos con palmaditas. Colar el adobo en un colador; reservar el líquido y las verduras por separado.

4

En una gran sartén, calentar 2 cucharadas de aceite de oliva. Añadir las verduras escurridas y la cabeza de ajo, sazonar con sal y pimienta y cocinar a fuego fuerte hasta que el líquido se evapore y las verduras empiecen a dorarse. Reduzca el fuego a moderado y cocine, revolviendo a menudo, hasta que las verduras se doren uniformemente, unos 8 minutos. Retirar del fuego.

5

Devuelve todo el pato a la cazuela y añade la pasta de tomate, removiendo para cubrirlo. Espolvorear con las 2 cucharadas de harina restantes y remover para dorar ligeramente la harina. Añade las verduras de la sartén y el adobo reservado y ponlo a fuego lento. Cubrir con una ronda de papel pergamino y una tapa y cocer en el horno durante 80 minutos; quitar la grasa cada 20 minutos aproximadamente.

6

Mientras tanto, en una pequeña cacerola, combine las cebollas cipolline con el caldo de pollo, el azúcar, una cucharada de mantequilla y el resto de la ramita de tomillo y el diente de ajo. Sazonar con sal y pimienta. Cubrir con una ronda de papel pergamino y cocer a fuego lento hasta que las cebollas estén tiernas, unos 20 minutos. Retirar del fuego.

7

Vierta 2 pulgadas de agua en una pequeña cacerola, añada el tocino y ponga a hervir; escúrralo y séquelo con palmaditas.

8

En una sartén grande, derretir la cucharada de mantequilla restante a fuego moderado. Añada el tocino y cocine, revolviendo, hasta que se dore ligeramente. Añada los rebozuelos, sazone con sal y pimienta y cocine, revolviendo de vez en cuando, hasta que estén tiernos, unos 8 minutos; manténgalo caliente.

9

Cuando el pato al vino tinto esté listo, transfiere las baquetas, los muslos y las pechugas a un recipiente de servir. Colar el contenido de la cazuela a través de un colador grueso colocado sobre un gran tazón, presionando los sólidos para extraer la mayor cantidad de líquido posible; desechar los sólidos. Quitar la grasa de la salsa de vino tinto.

Ingredientes

Ingredientes para hacer pato al vino tinto
 2 Patos, preferiblemente Muscovy (unos 3 1/2 libras cada uno)
  Sal y pimienta recién molida
 10 Chalotas, cortadas finamente
 5 Zanahorias, en rodajas finas
 2 Cebollas amarillas, cortadas en Trozos de 1/2 pulgada
 7 Costillas de apio, cortadas finamente en forma transversal
 20 Granos de pimienta negra, aplastados
 8 8 bayas de enebro
 2 Hojas de laurel
 9 Ramas de tomillo
 2 Botellas de vino tinto de gran cuerpo
 3 Cucharadas de aceite de oliva
 1 Cabeza de ajo, cortada por la mitad en forma transversal
 1 Clavo pelado
 4 Cucharadas de mantequilla sin sal
 ¼ Taza de harina para todo uso
 1 Cucharada de pasta de tomate
 12 Pequeñas cebollas cipolline o perla, peladas
 1 Taza de caldo de pollo o caldo enlatado bajo en sodio
 ¼ Cucharadita de azúcar
 6 oz Tocino en lonchas, 1/3 de pulgada de espesor y cortado transversalmente en tiras de 1/4 de pulgada
 6 oz Rebozuelos u otras setas silvestres, cortadas si son grandes.
 1 Cucharada de cebollino finamente picado o perejil de hoja plana
 Agua

Preparación

Cómo hacer pato al vino tinto
1

Quita las patas de los patos y córtalas en palillos y muslos. Quitar las pechugas enteras en el hueso. Dividir cada pechuga por el centro, y luego cortar por la mitad transversalmente a través de los huesos. Cortar y desechar la mayor cantidad de grasa de la carcasa como sea posible. Cortar los huesos de la espalda y el cuello en 2 o 3 piezas. Sazonen los trozos de pato y los huesos reservados con sal y pimienta.

2

Arregle los trozos de pato y los huesos en una bandeja de asar grande y profunda de acero inoxidable. Esparza las chalotas, zanahorias, cebollas amarillas, apio, granos de pimienta, bayas de enebro, hojas de laurel y 8 ramitas de tomillo encima. Vierta el vino tinto sobre la carne y los huesos, cúbralo con plástico y refrigérelo durante la noche. Voltear el pato y los huesos en el adobo unas cuantas veces.

3

Precaliente el horno a 425°. Retire los trozos de pato y los huesos del adobo y séquelos con palmaditas. Colar el adobo en un colador; reservar el líquido y las verduras por separado.

4

En una gran sartén, calentar 2 cucharadas de aceite de oliva. Añadir las verduras escurridas y la cabeza de ajo, sazonar con sal y pimienta y cocinar a fuego fuerte hasta que el líquido se evapore y las verduras empiecen a dorarse. Reduzca el fuego a moderado y cocine, revolviendo a menudo, hasta que las verduras se doren uniformemente, unos 8 minutos. Retirar del fuego.

5

Devuelve todo el pato a la cazuela y añade la pasta de tomate, removiendo para cubrirlo. Espolvorear con las 2 cucharadas de harina restantes y remover para dorar ligeramente la harina. Añade las verduras de la sartén y el adobo reservado y ponlo a fuego lento. Cubrir con una ronda de papel pergamino y una tapa y cocer en el horno durante 80 minutos; quitar la grasa cada 20 minutos aproximadamente.

6

Mientras tanto, en una pequeña cacerola, combine las cebollas cipolline con el caldo de pollo, el azúcar, una cucharada de mantequilla y el resto de la ramita de tomillo y el diente de ajo. Sazonar con sal y pimienta. Cubrir con una ronda de papel pergamino y cocer a fuego lento hasta que las cebollas estén tiernas, unos 20 minutos. Retirar del fuego.

7

Vierta 2 pulgadas de agua en una pequeña cacerola, añada el tocino y ponga a hervir; escúrralo y séquelo con palmaditas.

8

En una sartén grande, derretir la cucharada de mantequilla restante a fuego moderado. Añada el tocino y cocine, revolviendo, hasta que se dore ligeramente. Añada los rebozuelos, sazone con sal y pimienta y cocine, revolviendo de vez en cuando, hasta que estén tiernos, unos 8 minutos; manténgalo caliente.

9

Cuando el pato al vino tinto esté listo, transfiere las baquetas, los muslos y las pechugas a un recipiente de servir. Colar el contenido de la cazuela a través de un colador grueso colocado sobre un gran tazón, presionando los sólidos para extraer la mayor cantidad de líquido posible; desechar los sólidos. Quitar la grasa de la salsa de vino tinto.

Receta de Pato al Vino Tinto

Recetas Relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba